La historia de Rena: Una superviviente del cáncer de cuello uterino

Como toda organizadora de bodas y eventos, Rena normalmente estaba preparada para lo que fuera. Sin embargo, cuando le diagnosticaron cáncer antes de los 30 años, sus planes de vida pronto se derrumbaron. En el año 2009 Rena acudió al ginecólogo porque sentía que algo andaba mal. Poco después, le diagnosticaron cáncer de cuello uterino en estadio 1B2. «Lo primero que pensé fue que era una equivocación. El cáncer no formaba parte de mi vida», recuerda Rena. Sin embargo, necesitaba tener un plan. «Mi ginecóloga me recomendó que consultara con un par de oncólogos, y en verdad sentí una gran compenetración con uno de los médicos de Moffitt y con el personal de enfermería que me atendió».

Rena estuvo de acuerdo con el plan que le presentó el médico de Moffitt, que incluía un tratamiento intensivo y curativo con radioterapia y quimioterapia, y que además satisfacía los deseos de Rena respecto del futuro: «Yo aún no había conformado una familia, así que el aspecto de la fertilidad tenía que incluirse en ese plan de tratamiento».

Después del tratamiento, todo pareció volver a la normalidad. Hasta que en el 2012, al cumplir 31 años, Rena tuvo que enfrentarse con la reaparición del cáncer. Esta vez, el tratamiento que le propusieron incluía una operación importante: una exenteración pélvica. En esta operación se le extirparían todos los órganos femeninos, la vejiga, el colon y otros órganos de la cavidad pélvica. Rena no lo podía creer. Recorrió el país entero tratando de encontrar otra solución, pero finalmente se dio cuenta de que una operación radical era la mejor opción. «Para ser franca, cuando por fin tomé la decisión de operarme sabía que tenía que hacerlo en Moffitt. Allá es donde me siento más cómoda».

Los cirujanos de Moffitt que la operaron consiguieron dar al caso de Rena el mejor desenlace clínico posible, y trabajaron incansablemente para garantizarle que su vida fuera tan normal como fuera posible después del cáncer.  Hoy goza de buena salud y no tiene cáncer. Mientras se adapta a los cambios en su vida tras la operación, Rena usa su experiencia en planificación para el trabajo que realiza en The Teal Recovery Project, una organización sin ánimo de lucro que ayuda a las mujeres que luchan contra el cáncer de cuello uterino. Algunas de las amigas de Rena iniciaron el proyecto de ayudarla por medio de esta organización; ahora ella se siente orgullosa de poder ayudar a otras mujeres. El equipo médico de Moffitt que atendió a Rena también participa: «Las enfermeras y lo médicos que me atendieron atraen a más personas a nuestros eventos, y solo verlos en un entorno fuera de Moffitt es algo increíblemente especial para mí».