Diez pasos hacia una versión más saludable de usted mismo

Nunca es tarde para comprometerse con una versión mejorada de usted mismo. El año nuevo puede suponer un comienzo magnífico, pero dedicarle tiempo a su salud y felicidad puede hacerse en cualquier momento. En Moffitt Cancer Center, tratamos y curamos todos los tipos de cáncer, lo cual se traduce en resultados mejores. Los hábitos sanos pueden ayudar a prevenir enfermedades, a recuperarse y a tener una calidad de vida mejor.

Con estas 10 recomendaciones se puede iniciar el camino hacia una vida más sana:

 

  1. Póngase en marcha: No hace falta ser un experto en ejercicio para estar sano.  Los pequeños cambios pueden tener grandes consecuencias para la salud.  Estaciónese un poco más lejos para que tenga que caminar o tome las escaleras en vez del ascensor.

 

  1. Ponga un arco iris en el plato: Resulta que mamá tenía razón: comer verduras nos ayuda a crecer fuertes y sanos, además de que reduce el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer.  

 

  1.  Beba agua: El agua es importante para la mecánica del cuerpo humano. Más cantidad de agua equivale a mejor salud. Empiece poco a poco: sustituya un refresco por un vaso de agua.

 

  1. Protéjase del sol: Protéjase la piel y limite la exposición a los rayos ultravioleta echándose crema protectora, poniéndose un sombrero y gafas de sol, y buscando la sombra cuando esté al aire libre.

 

  1. Deje de fumar: Dé el primer paso para dejar de fumar. ¿Sabía que a los cinco años de haber dejado de fumar el riesgo de sufrir cáncer de vejiga, boca, garganta y esófago se reduce a la mitad? Consulte el calendario de clases para dejar de fumar de Moffitt.

 

  1. Vacúnese: La temporada de gripes puede durar hasta mayo, así que si ha aplazado el momento de ponerse la vacuna antigripal, todavía tiene tiempo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que se vacunen todas las personas mayores de 6 meses. Y hablando de vacunas, se ha comprobado que la vacuna contra el VPH previene la infección que puede causar cáncer de cuello uterino, anal, del pene y orofaríngeo. Sin embargo, el 50 por ciento de las chicas y el 65 por ciento de los chicos de Estados Unidos no están vacunados con la serie de tres vacunas.

 

  1. Hágase pruebas de detección temprana: La Sociedad Americana contra el Cáncer recomienda que los adultos se hagan pruebas de detección temprana del cáncer. Estas pruebas aumentan las probabilidades de detectar temprano ciertos tipos de cáncer, cuando es más probable que se puedan curar. Consulte la lista de recomendaciones para hacerse pruebas de detección temprana y programe la suya hoy mismo. 

 

  1. Preocúpese de sí mismo: Haga caso a su cuerpo. Muchas personas pasan por alto los síntomas porque piensan que son resultado de otras dolencias. Familiarícese con el cuerpo para que pueda distinguir los cambios anómalos e informar a su médico de inmediato.

 

  1. Duerma bien: El ajetreo diario en nuestra vida puede ser agotador, pero no le robe horas al sueño. El sueño sirve al cuerpo para regular y sanar las células. Hace falta dormir un mínimo de seis horas para aprovechar la fase REM del sueño, que es la fase reparadora.

 

  1. Reírse es la mejor medicina: La risa y el ejercicio tienen en común mucho más de lo que se piensa: en particular, ambos pueden promover la buena salud. Reírse puede reducir el estrés, además de que supone una forma divertida de ejercicio para los abdominales.

 

Si usted o algún conocido desea más información sobre la prevención del cáncer o tiene alguna inquietud, llame al 1-888-MOFFITT (1-888-663-3488) o programe una cita por Interne.